My Winter Primark Mini Haul

18:08


Ayer por la tarde me escapé de tiendas para desconectar de la avalancha de exámenes que he tenido durante las dos últimas semanas. Hacía muchísimo tiempo que no me dejaba caer por Primark, así que no pude resistirme y entré a echar un vistazo a sus rebajas.
Lo cierto es que no encontré absolutamente nada de ropa o complementos que me gustase y, además, tampoco iba con ánimos de pasearme ya por la sección de nueva colección. Por eso, decidí subir a la sección de hogar: esa sección que me encanta, que sé que está, pero a la que casi nunca suelo ir por pasarme horas y horas en la planta de ropa. Como era de esperar, encontre varias cositas muy interesantes:

1. Bolsa de agua caliente. Puede parecer una tontería, pero hacía varios años que quería tener una. Las que había visto hasta ahora eran las tradicionales bolsas de agua caliente en colores naranjas, rojizos o verdes; y, la verdad, no me veía con eso. Pero, por suerte, encontré esta bolsa de agua caliente de goma beis que lleva una funda de pelito morado que es una monada. Me encanta llenarla de agua caliente y ponerla a los pies de la cama mientras leo o veo alguna película. ¡Es muy relajante! Tanto es así, que se ha convertido en parte de mi rutina para ir a dormir.

2. Candy Cane Swirl candle. No sé si lo he dicho alguna vez, pero soy una apasionada de las velas. Me parecen una forma ideal de hacer las estancias de una casa mucho más acogedoras pero, sobre todo, me chiflan las velas con aromas dulzones. La Candy Cane Swirl es una de ellas y, creedme, hasta a mí a veces su olor me resulta demasiado embriagador.
Cuando yo era pequeña y veía la serie de Pippi Långstrump, siempre me imaginaba que la tienda de dulces donde compraba la protagonista sus caramelos olería de este modo. Así que, en cuanto destapé el tarro y olí la vela, no dudé en meterla en la cesta.

3. Botella de agua. Aunque ya tengo una botella de agua de este estilo que siempre llevo conmigo al gimnasio, quería una que no fuese de plástico para llevármela en el bolso de la universidad y evitar que acabase aplastada al final de cada día entre cuadernos de apuntes y libros. Esta, al ser de metal, es mucho más resistente. Además, me gusta el mensaje de LIFE LAUGH LOVE para tenerlo en la mesa de clase y acordarme de las pequeñas cosas tan especiales que tiene la vida.

4. Cuaderno de notas. Llevaba en mente hacerme con una libreta para apuntar únicamente las ideas para los nuevos posts del blog. La cogí en el último momento, cuando ya estaba en la cola para pagar, así que tampoco medité mucho sobre el diseño de las páginas. Aún así, que la tapa combine los estampados de topitos y las flores, fue un punto a favor y ya en casa, cuando le quité el plástico, supe que las hojas eran a rayas. Todo un acierto.

5. Sticky Notes. Este bloc de notas adeshivas lo cogí junto con la libreta. Como prácticamente ya casi he acabado los exámenes, tengo que ir pensando en el material del próximo cuatrimestre. Además, también me va muy bien para tener el cuaderno del blog ordenado.


 Y... ¡Esto ha sido todo! Ninguna de las cosas estaba rebajada, pero os aseguro que todas son muy asequibles. Como habéis visto, compré las típicas cosas que suelo pasar por alto cuando voy a comprar ropa o complementos, así que me alegro de haber encontrado todas estas cositas.


Te puede interesar

2 comentarios

  1. nice, my new post him. http://melodyjacob1.blogspot.com/2015/01/travel-zaporizhia-featuring-tidebuy.html#gpluscomments

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Thanks for your comment!

Subscribe