My small lipsticks' collection

8:00


Si hay una cosa que me vuelve loca en el mundo de la cosmética, son las barras de labios. Me gusta probar diferentes marcas, texturas y acabados hasta el punto en el que mi colección de pintalabios ha ido aumentando considerablemente desde que comencé a maquillarme hace unos años. Si al principio de abrir este blog os enseñaba mi pequeña colección de MAC, hoy he decidido compartir con vosotros una colección mucho más variada.

La primera barra de labios que se puede ver en la fotografía es el Rouge Coco en el tono Adrienne 402 de Chanel, una mezcla de pigmentos rosas, marrones y melocotón. Es el único producto que tengo de esta marca, pero me gusta sobre todo por el tono nude, que combina con cualquier tipo de maquillaje. Es el pintalabios que suelo llevar en mi bolso, porque es perfecto para cualquier situación SOS en cuando a pintalabios se refiere. Aún así, creo que la duración y la pigmentación podrían mejorarse.

El siguiente pintalabios que quiero enseñaros es el Wanted Rouge 30, de Helena Rubinstein. Lo compré hace ya bastante tiempo —de hecho, creo que han cambiado el envase y varios tonos de esta linea, pero todavía se puede encuentrar—. Es un tono más rojizo a lo que estoy acostumbrada a llevar, pero tiene unos pigmentos naranjas que me encantan. 

Otra barra de labios que incluyo en esta collección es el Wanted 12 frolic flesh, también de Helena Rubinstein. Sé que no es una marca que suela llegar a  chicas jóvenes, pero a mí me gusta mucho; quizás porque siempre recuerdo haber acompañado a mi madre desde pequeña a comprarse maquillaje y no eran pocas las veces que se decantaba por esta firma. De este pintalabios puedo decir que es mi favorito de esta colección personal. Es un tono que se adapta totalmente a mí, muy similar a mi color natural de labios, pero mucho más glossy y jugoso.

El cuarto y último pintalabios del que quiero hablar hoy es el L'absolu Rouge 392 de Lancôme. Es de un color un tanto más subido que el anterior y claramente en la gama de los frambuesas. Tiene bastante brillo y, aunque no es de larga duración y hay que renovarlo varias veces al día, es muy favorecedor. Lo que destacaría de esta barra de labios es su factor hidratante, por lo que me gusta utilizarlo especialmente en invierno. Además, la tapita del envase cuenta con un imán para asegurarnos de que el producto de verdad está cerrado y no acabe abriéndose cuando está en el bolso.

Sé que últimamente me estoy centrando mucho más de lo habitual en belleza y cosmética, pero son productos que de verdad quiero compartir con vosotros y que me han venido genial para poder actualizar el blog en época de exámenes. Si echáis de menos algún outfit o algún post de otro tipo, no dudéis en decírmelo en los comentarios; al igual que si preferís que continúe con las entradas de belleza y cosmética.

Te puede interesar

0 comentarios

¡Gracias por comentar!

Thanks for your comment!

Subscribe