Guacamole to make dips

8:30


Después de mucho tiempo sin escribir ninguna entrada sobre cocina, hoy me he animado a compartir una receta exprés que he hecho por primera vez: guacamole casero.

Se me ocurrió el domingo pasado, cuando en vez de dedicar la tarde a traducir y a ponerme al día con las mil y una tareas que tengo por hacer, se me antojó comer guacamole (¡cosas que pasan, supongo!). No es algo que solamos comprar en casa, pero afortunadamente para mí, sí que suele haber aguacates en la nevera, así que pensé "¿por qué no?" y me puse manos a la obra.

Cuando he comido guacamole alguna vez fuera de casa, casi nunca está a mi gusto: o pica demasiado, o no sabe a nada, o tiene un sabor muy artificial... Así que adapté la receta a mis gustos. A mí me gustó mucho el resultado y me pareció un tentempié perfecto para tomar a mitad tarde. Aunque ya os adelanto que si os gusta la receta tradicional del guacamole, puede que no os guste. Aquí os dejo la receta, pero ya sabéis que, como yo he hecho, podéis modificarla al gusto de cada uno.

____________________________________

Ingredientes 
tentempié para una persona

 Medio aguacate maduro
1 diente de ajo
Zumo de limón 
Aceite de oliva
Pimienta blanca molida
Sal 


Preparación
Cogemos el medio aguacate y separamos su carne de la piel con ayuda de un cuchillo. Una vez separado, partimos la carne del aguacate en cuadraditos de un tamaño medio/pequeño y los ponemos en un bol. 
Pelamos el diente de ajo crudo, lo partimos a trocitos muy pequeñitos y lo añadimos al aguacate.
Posteriormente, añadimos sal y pimienta blanca molida al gusto y machacamos los ingredientes con ayuda de un tenedor hasta que quede una pasta homogénea. 
Una vez hayamos terminado, añadimos un chorrito de aceite de oliva y otro de zumo de limón. Hay que tener en cuenta que el aguacate es una fruta grasa así que no debemos pasarnos con el aceite: solamente es para darle más sabor. 
Con ayuda de un tenedor, volvemos a mezclar la pasta y... ¡listo!

____________________________________

A modo de merienda, a mí me gusta tomar el guacamole con galletas saladas o rosquilletas de pipas, aunque siempre podemos mojar en él nachos, pan de pita o crudités. 
 


 

Te puede interesar

2 comentarios

  1. Hola Chelo¡¡¡

    Tiene una pinta fabulosa, sin duda lo probaré.

    Besitos


    www.persiguiendoaeva.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya llamado la atención, ya me dirás qué te ha parecido cuando lo pruebes.

      ¡Gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar

¡Gracias por comentar!

Thanks for your comment!

Subscribe