How to apply a red lipstick perfectly (The Christmas Edition #6)

8:30


Si hace unos días os hablaba de mis pintalabios rojos favoritos para estas fechas, hoy traigo una entrada sobre cómo aplicar un labial rojo para que quede perfecto.

Llevaba más de un año queriendo publicar esta entrada, pero no terminaba de dar con la forma de cómo quería publicarlo exactamente. Al final, he decidido escribir sobre mis truquitos a modo de comentario y dejar el tutorial en formato vídeo para otra ocasión. Aún así, ¡espero que os sea útil!

Lo primer de todo, decir que, en cuestión de maquillaje, conseguir un acabado bonito no depende solamente de la calidad del producto que utilicemos, sino también de cómo lo trabajamos —esto es algo que he aprendido después de probar muchos productos, especialmente de maquillaje—. Os puedo asegurar que se le  puede sacar mucho partido a un producto de gama baja-media, que tenga una calidad medianamente buena; así que los labiales rojos no son una excepción. Reflexiones experimentales a un lado, pasemos a comentar mis truquitos para llevar unos labios rojos perfectos.

Definir. En mi opinión, es el punto más importante para conseguir nuestro ansiado objetivo. Con los labiales rojos es muy fácil que dejemos nuestros labios sin forma, como si nuestros labios fuesen la boca de un payaso. Para evitarlo, lo que hago es trazar un aspa con un lápiz de labios bien afilado (parecido al color de labial que vaya a utilizar) sobre el arco de cupido, de forma que se vea la diferencia entre ambos. Así, una vez conseguido, termino de perfilar todo el labio superior.  

A la hora de delinear y perfilar los labios es importante que sepamos qué acabado queremos conseguir. Los labios rojos suelen llamar la atención por sí solos, así que yo recomendaría un acabado natural. En mi caso, suelo seguir la línea natural de los labios, aunque todo depende de si tenéis unos labios finos, medios o gruesos y el grosor óptico que queráis conseguir.

Rellenar. Aquí tenemos dos opciones: o rellenamos los labios con el lápiz que hemos utilizado para perfilar o los rellenamos con un labial. Para una mayor duración, suelo rellenar los labios con el lápiz y después aplico una segunda capa con el labial rojo.

Retirar el exceso. Para evitar que el labial entre en la boca y nos manche los dientes, lo que hago es retirar el exceso de pintalabios. Si el labial que he utilizado es muy cremoso, lo que suelo hacer es retirar el exceso de producto colocando un pañuelito desechable entre los labios y apretándolo unos segundos.

Retocar. Con ayuda del pincel que he utilizado antes, trato de igualar las zonas en las que necesite más producto o quiera conseguir mayor cobertura... ¡Y listo!

Un pequeño truco que a veces suelo hacer para conseguir unos labios más jugosos es aplicar un poquito de iluminador en el centro del labio superior y en el centro del labio inferior y fundirlo con el labial. De esta forma, se consigue un acabado luminoso muy natural que nada tiene que ver con el efecto glossy

¿Alguien se apunta a unos labios rojos bien definidos para despedir el año? Sea así o no, disfrutad mucho de esta Nochevieja y no olvidéis que, ante todo, el mejor pintalabios que se puede llevar esta noche es la sonrisa.

Te puede interesar

4 comentarios

  1. Yo creo que voy a optar por un tono morado oscuro pero en general suelo seguir estos pasos con todos los labiales :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te quedó genial, guapa. Muchas gracias por comentar y feliz año :)

      Eliminar
  2. Thank you for visiting my blog, I follow you now.

    http://facetiouslywind.blogspot.com/

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Thanks for your comment!

Subscribe